Tarde de rosquillas caseras

Rosquillas caseras

Texto y fotos: Zucker

“Más alimenta el pan casero que el que vende el panadero”

(dicho popular)

 

Qué mejor forma de pasar una tarde de sábado en familia y, haciendo algo que a todos nos gusta, que preparando unas fantásticas rosquillas caseras. Ese recuerdo lo tengo en la memoria, cuando mi madre quedaba con alguna amiga que tenía hijos de nuestra misma edad y elaborábamos rosquillas. El amasar la mezcla y posteriormente hacer las tiras para crear las rosquillas y luego freírlas. Era un verdadero trabajo en equipo y los primeros contactos con la cocina.
Es, por lo que, a continuación, os paso la receta de estas fantásticas rosquillas para que podáis compartirla con vuestr@s amig@s y familia.

INGREDIENTES
ingredientes rosquillas caseras500 grs. de harina fina
4 huevos
50 ml. de leche
1 sobre de levadura (16 grs.)
Ralladura de la piel de 1 limón (solo lo amarillo)
Ralladura de la piel de 1 naranja (solo lo naranja)
150 grs. de azúcar
6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
20 ml de anís (preferiblemente seco)
20 ml. de orujo blanco

PARA EL BAÑO DE ALMÍBAR
500 grs. de azúcar
125 ml. de agua
50ml. de zumo de limón

ELABORACIÓN DE LA MASA
FullSizeRender_1Batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen, añadimos la leche, el anís, el orujo, las ralladuras de los cítricos y seguimos mezclando, a continuación incorporamos el aceite y hacemos la misma operación, mezclar bien. A parte, incorporamos la levadura a la harina y la vamos mezclando poco a poco hasta conseguir una masa que se pega pero manejable. Podemos untarnos las manos con aceite para manejarla mejor, pero un poco, no queremos añadir más aceite del necesario a la masa.
Preparamos una bola con la masa y la envolvemos en plástico film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico un par de horas.
PREPARACIÓN DE LAS ROSQUILLAS Y LA FRITURA
Tras el tiempo de reposo de la masa, preparamos una sartén al fuego con aceite de girasol para hacer la fritura de las rosquillas. Para aromatizar el aceite, preparamos unas tiras largas de cáscara de limón (sin nada de blanco), la dejamos en el aceite a baja temperatura durante unos 10 minutos, a continuación la sacamos y pondremos el aceite a fuego medio sin que llegue a humear.
FullSizeRenderDe la masa, hacemos unas bolitas del tamaño de una pelota de golf, así solo tendremos que hacer un agujero en el centro ayudados de los dedos con lo que conseguiremos que sean todas iguales y esponjosas. Las introduciremos en el aceite caliente en tandas de 6 rosquillas, teniendo mucho cuidado de que no se quemen.
Cuando estén doradas por ambos lados, las colocaremos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite y dejamos que se enfríen.

 

PREPARACIÓN DEL ALMÍBAR Y POSTERIOR BAÑO DE LAS ROSQUILLAS
En un cazo, incorporamos los ingredientes de la receta y dejamos que reduzca. Pasamos todas las rosquillas mojándola por ambos lados, esto hará que se forme una costra y que se conserven en buen estado más tiempo.

¡¡bon appetit!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *