El descapotable con más curvas: Renault Floride

Por Rubén López.

Si tuviésemos que escoger un modelo de coche clásico como icono de la mujer en los años 60, ese sería sin lugar a dudas el Renault Floride, un vehículo que representó los valores revolucionarios que anhelaban muchos jóvenes de aquella época, los cuales fueron testigos de la transición y los cambios que sufrió la sociedad tras la guerra. El Floride destacó por sus líneas, belleza y elegancia, que sumado a su fácil mantenimiento en cuanto a mecánica hizo que resultara frecuente poder verlos circular por las costas Francesas conducidos por distinguidas señoritas.

Este descapotable fue fabricado por la marca francesa Renault a principios de 1958 hasta 1968, con una producción de 30 coches diarios y una total de 117039 ejemplares, fue bautizado con el nombre de Renault Floride en la gran mayoría de países, como muestra de honor que el ejecutivo Pierre Dreifus quiso tener con el gobernador de Florida con quien en una cena acordaron construir un modelo de automóvil capaz de competir con el Volskwagen Karmann especialmente diseñado para el mercado americano, en Europa se le conocería con el nombre de Caravelle.

La primera aparición del Floride se mostró en el salón de Paris, para ello utilizaron unas imágenes de un icono mundialmente conocido como la actriz Brigitte Bardot, conduciendo una de las primeras unidades en los alrededores de Saint Tropez (Holliwood), le gusto tanto esta unidad que paso a formar parte de su propiedad, es por ello que cuando se habla de la actriz y su utilitario siempre se la vincula con su Renault Floride. Para ella como para muchas mujeres de la época supuso la aparición de un modelo que a pesar de no poseer un motor potente ni de gran cilindrada para ser un deportivo, se tenía por ser un referente del glamour. Otra famosa a la que le gustó mucho este vehículo y también tubo cierta familiaridad con él fue el de Grace Kelly princesa del Glamour y la elegancia.

Utilizaron un motor trasero de cuatro cilindros Dauphine Gordini de 850 centímetros cúbicos, con un solo carburador invertido Solex. Para darle 38 caballos de potencia le adaptaron una caja de tres velocidades que luego más tarde revolucionaron el mercado con otra velocidad mas, adaptando cambios de cuatro velocidades y para frenar todo esto le montaron cuatro frenos de tambores. Otra de sus virtudes sobre sus competidores fueron los 12V. de su instalación eléctrica aunque las primeras unidades comenzaran en 6V. refrigerado por agua con un radiador alojado en la parte trasera del coche con el fin de poder aprovechar en la parte delantera mas cubicaje de espacio para el equipaje. En sus interiores se pensó en la posibilidad de este pequeño coche, podías sentar cómodamente dos niños o utilizarlo para llevar mas equipaje bajando el cojín que sirve de respaldo. Utilizaban el chasis del Dauphine ofreciendo tres tipos de carrocerías coupe con 760 kg, convertible con 780 Kg. y las mas demandada de todas que fue la cabriolet descapotable siendo el mas ligero con 746 Kg. en definitiva fue un vehiculo que marcó una época en el estilismo y la elegancia.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *