Olvidar para Recordar

Por Verónica Álvarez.

descargaEl cerebro es un órgano fascinante que no deja de sorprender en cuanto a su complejidad y funcionamiento. La capacidad para recordar y recuperar ciertos aspectos y hechos de nuestra vida suscitan una cada vez más notable inquietud por parte de científicos y virtuosos de la neurociencia

Un reciente estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de las universidades de Birmingham y Cambrid-ge (Reino Unido) han logrado profundizar y explicar cuáles podrían ser los mecanismos que suscitan al recuerdo. Y sorprendentemente los resultados apuntan a que el ser humano precisa olvidar para poder recordar.

Durante el mentado estudio, dichos investigadores británicos lograron aislar el mecanismo automático del olvido del cerebro, explicando por tanto, cómo se desarrolla el proceso de recuerdo-olvido.

mejores-ejercicios-la-memoria-600x418Los recuerdos personales no suponen un fiel reflejo de lo que ocurrió en nuestro pasado, éstos se moldean y conforman nuevamente con cada nueva recuperación.

Para alcanzar tal resultado los científicos de Birmingham y Cambridge se sirvieron de la técnica de imagen por resonancia magnética la cual utilizaron para mesurar la actividad cerebral registrada en las personas sujeto de estudio. Durante la investigación les solicitaron que evocaran recuerdos basados en una serie de imágenes que se les presentó al inicio del experimento, repitiendo el proceso cuatro veces consecutivas.

Tras los sucesivos intentos de recuperación de los recuerdos, se observó que dicha memoria se volvía más intensa gradualmente, a la vez que otros recuerdos iban desvaneciéndose paulatinamente.

Si bien es cierto que la creencia generalizada en la sociedad es a pensar que los recuerdos se olvidan de manera aleatoria, casi sin querer, este estudio revela que tenemos un papel relevante a la hora de elegir qué pretendemos recordar.

El grupo de investigación coliderado por el Doctor Michael Anderson, fue capaz de inferir un seguimiento y rastreo de la actividad cerebral preinducida por esa evocación a través de las imágenes mostradas al inicio de la sesión de estudio, al hacerlo, descubrieron que la recuperación suprimía otros recuerdos dividiendo así el cerebro en pequeños sectores tridimensionales, los cuales, permitieron seguir el destino neuronal de los mismos.

Alzheimer-nuovo-testPese a la variabilidad genética que subyace a la propia naturaleza humana, el grupo de investigación mantuvo que todos los cerebros humanos son susceptibles de inducir diversos grados de olvido.

Y es que las imágenes mostraron cómo al tratar de recuperar un recuerdo concreto, esa memoria se volvía más intensa gradualmente mientras que otros recuerdos iban desvaneciéndose poco a poco.

“Aunque la gente piensa que el olvido es algo que sucede sin querer, esta investigación muestra que la gente tiene un papel más relevante de lo que Consejos-científicamente-probados-que-ayudan-a-olvidar-un-amor-que-no-funcionó-05piensa a la hora de decidir qué va a recordar”, aclara Michael Anderson, coautor del estudio que publica la revista Nature Neuroscience.

Cuando queremos recordar algo, el cerebro tiende a olvidar otros aspectos para de tal modo reducir y minimizar al máximo las distracciones.

“Cuanto mayor es la actividad, más fuerte es el olvido” Michael Anderson. Por lo tanto, tal vez debamos olvidar para recordar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *