¡¡Mamá quiero ser youtuber!!

Por Elena Aljarilla.

Con unas cifras apabullantes, YouTube se ha convertido en algo más que una red social en la que compartir videos. Además de puro entretenimiento es cada vez con más fuerza una forma de ganarse la vida, y una profesión, la de youtuber que puede llegar a generar ingresos millonarios. Pero ojo, no todo vale.

“Y, tú Hugo, ¿ya has pensado que te gustaría ser cuando seas mayor? – Claro, quiero ser youtuber”. Hugo tiene 8 años y sus padres, como muchos otros, no tienen ni idea de qué es eso a lo que aspira su retoño. Y “eso” no es otra cosa que hacer videos y colgarlos en YouTube, convertirse en estrellas de la red, ser populares, tener millones de seguidores y ganar mucho dinero, con la errónea impresión de que además la nueva profesión no les exige demasiado trabajo.
Aunque las expectativas labores de nuestros hijos no han cambiado demasiado en la última década, según la XIII Encuesta Adecco ¿qué quieres ser de mayor? en la que han participado 2.000 niños y niñas entre 4 y 16 años, ellos siguen soñando con ser futbolistas o policías y ellas profesoras o médicos. Pero atención, por primera vez, entra como la cuarta opción preferida por los niños la profesión de youtuber, por encima de otras habituales como la de bombero.

Con más de mil millones de usuarios, casi un tercio de todo internet, YouTube, la red social en la que se comparten videos tiene presencia en 88 países en 76 idiomas, y registra mil millones de horas reproducidas al día. Un dato más, el 72% de los jóvenes españoles reconoce ver más YouTube que la televisión y cada vez empiezan antes.

El fenómeno youtuber nació en Estados Unidos y es bastante reciente en nuestro país. Se dirigen a su audiencia de forma directa y personal, como si fuese un amigo contándote algo que le ha pasado en el día, cómo jugar al último videojuego, o comentando la nueva revolución en moda o maquillaje, y las marcas los utilizan para anunciar sus productos. Con la publicidad o con patrocinadores, los youtubers más populares pueden ganar al día entre 90 y 1.000 euros, según las reproducciones de sus videos. En España, el 14% de los youtubers se ganan la vida en exclusiva con su canal.

El ejemplo más destacado en España es el de El Rubius. Rubén Dobas Gurdensen, con 27 años, tiene 25 millones de suscriptores en su canal de YouTube, y sus ingresos oscilan entre los 31.000 euros y los 500.000 euros mensuales. Es uno de los más famosos dentro y fuera del país, y sus videos, cargados de humor tienen más de 500 millones de reproductores. Otros como Auronplay, Vegetta, HolaSoyGerman o WillyRex tienen también legión de seguidores e ingresos millonarios.

Por eso no es de extrañar que nuestros niños los admiren y quieran emularlos, pero ojo, hay mucha competencia, mucha presión por parte de las marcas, y no todo vale. Para triunfar hay que ofrecer contenido diferente, ser creativo, buen comunicador, estar dispuesto a sacrificar tu intimidad y dedicar mucho esfuerzo y pasión. Un poquito de suerte, tampoco vendría mal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *