Camino Soria

Acceso a la Villa de Maderuelo y murallaPor Gustavo Moral de Gregorio.

Cuatro Villas con Historia.

Riaza, Ayllón, Maderuelo y Burgo de Osma.

Don Álvaro de Luna, Condestable de Castilla y Señor de la Comarca. Esta Comarca histórica, entre Segovia y Soria, tuvo gran desarrollo entre los siglos XI y XV, como avanzadilla de la Reconquista y el comercio de lana. Aquí habitó el influyente personaje de la Castilla Medieval, Don Álvaro de Luna, amado y odiado por sus contemporáneos.

Voy camino Soria… Como cantan Gabinete Caligari, con mi risueña hija, Lucía, y partiendo de la Autopista A-1 (Madrid-Burgos), en el límite entre Madrid y Segovia, nos adentramos en la Sierra de Ayllón, cuyas cumbres nevadas se divisan cerca, con picos como El Lobo, por encima de los 2.000 metros de altitud, junto a la Estación de Esquí de La Pinilla, distante 10 kilómetros de la Villa de Riaza.
Lucía, la ayudante ideal, en Riaza, la noble villa de la montaña, entre robles y haya
La Villa de Riaza se organiza a partir de su Plaza Mayor, espacio de forma irregular, delimitado por casas solariegas del s. XIX y anteriores, con soportales pintorescos, con ruedo taurino en su centro. En las inmediaciones, casas medievales con escudos en las fachadas. El Ayuntamiento, obra La Torre Martina, en la parte más alta de Ayllóndel s. XVII, se corona con una original torre-campanario en hierro, obra del s. XIX. En su fachada, destaca el escudo de la ciudad, mientras que en el interior, se ha reconstruido la Cárcel de la Villa, que funcionó durante varios siglos.
Frente al Ayuntamiento, destaca la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, construida en el s. XIX, sobre las ruinas de una medieval, de la que se conservan el ábside, la sacristía, varias capillas interesantes, y su sólida torre-campanario del s. XV. En el interior, el Retablo Mayor (s. XVII), y tallas de madera de los siglos XV a XVII, además de un Museo de Arte Sacro, con valiosas tallas de madera, esculturas y objetos religiosos de plata, de los siglos XIII-XVIII.

Ayllón, Conjunto Histórico-Artístico Nacional
Por la N-110, llegamos a Ayllón, declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1973. Accedemos a la villa a través de un arco en la muralla medieval, con escudos de nobles. Tras cruzar el puente sobre el Río Aguisejo, se alza el majestuoso Palacio de Juan de Contreras (s. XV), de estilo gótico isabelino, en el que destaca su bella fachada con relieves de cordones y escudos en piedra, además de los ventanales con columnillas. Por esa calle, se abre la Plaza Mayor porticada, donde se encuentra el Ayuntamiento asoportalado, que fueAyuntamiento y Plaza Mayor de Burgo de Osma Palacio de los Marqueses de Villena. En el centro de la plaza, la Fuente de los Cuatro Caños (fines del s. XIX).
También en la Plaza Mayor, destaca la curiosa Iglesia de San Miguel (s. XII), que oculta su portada tras un pórtico semiabierto, que deja ver escaleras y rejas. En su portada, destacan los ornamentos de un arco con rosetones. Actualmente, aquí reside la Oficina de Turismo, donde se organizan frecuentes exposiciones. En la parte trasera de la plaza, se levanta la Iglesia de Santa María la Mayor, de estilo neoclásico (s. XVIII). En el interior, el Retablo Mayor, así como una pila bautismal con talla de piedra muy original. El campanario, con 40 metros de altura, alberga seis arcos que encuadran a sus respectivas campanas.

En la parte más elevada, junto al Monumento a Jesucristo, se alza la Torre Martina, con un arco doble y campanario. En esta zona se pueden observar los restos de algunas construcciones antiguas y del Castillo del s. IX, y ruinas de murallas árabes de adobe. La curiosa Iglesia de San Juan, de estilos románico, gótico y renacentista, sólo conserva el ábside con tres arcos y varios muros, en uno de los cuales hay una enigmática estrella de cinco puntas, probable símbolo ocultista. Se conservan en el interior del recinto unos jardines, y un pequeño Museo privado, pero visitable.
Otras muestras interesantes de patrimonio artístico en Ayllón son la Casa-Palacio de Eugenia de Montijo (s. XVIII). El Hospital del Santo Espíritu (s. XVI); la Casa de la Torre (s. XVI). El Convento de San Francisco (s. XII-XVIII) y su bella fachada; el Convento de Madres Concepcionistas (s. XV); Palacio del Obispo Vellosillo (s. XVI), que hoy funciona como Biblioteca y Museo de Arte Contemporáneo.

Maderuelo, la misteriosa villa amurallada a orillas del Embalse de Linares
A 15 kilómetros, nos sorprende la bellísima Maderuelo, encaramada sobre un cerro elevado, junto a la superficie acuática del Embalse de Linares, totalmente amurallada, y unida a la otra orilla pCruces monumentales en el Parque del Rasero de Riazaor un esbelto puente de origen medieval. La muralla, que conserva casi todo su trazado y el Arco de la Villa, con gruesas puertas de madera adornada del s. XVI, que da acceso a la Plaza de San Miguel, en la que destacan varios palacios medievales con escudos. La Iglesia-Palacio de San Miguel (s. XII-XV), de peculiar aspecto, con torreón y murallas adosadas. La Iglesia de Santa
María del Castillo, mudéjar, destaca por su imponente tamaño y su esbelta espadaña de cinco campanas. En su interior, el ábside semicircular de la nave central y un elegante techo de madera, y las bóvedas y ventanas de las capillas.
El Torreón del castillo, junto al mirador espectacular bajo el pórtico de Santa María, conserva una catapulta reconstruida que llama mucho la atención. A las afueras, la Ermita de la Veracruz, templaria, que alberga unas bellísimas pinturas en sus muros. Algo retirada, la Ermita de Castroboda, de enormes dimensiones (s.XVIII). Y, como joya natural cercana, el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza, lugar de cría de rapaces y numerosos mamíferos y especies vegetales interesantes.

Plaza Mayor y Ayuntamiento de AyllónBurgo de Osma, no sólo Gastronomía y Riqueza Monumental
Y, como final de ruta, la villa soriana de Burgo de Osma, lugar muy frecuentado en invierno, por sus Jornadas Gastronómicas de la Matanza, para comer mucho y bien manjares del cerdo, con tarifa plana. De sus monumentos, sobresale su elegante Plaza Mayor con soportales, barroca, en la que destacan el Hospital de San Agustín (s. XVIII), sede de la Oficina de Turismo, en la que destacan sus elegantes y esbeltas torres. El Ayuntamiento, de estilo neoclásico (s.XVIII), se remata con tres torres. Atravesada por la Calle Mayor porticada, principal calle de Burgo de Osma está plagado de soportales con columnas, en los que se acomodan numerosos restaurantes y comercios.
Vista de Maderuelo a orillas del Embalse de LinaresLa Catedral (s. XIII-XVII), de grandes y airosas proporciones, destaca por su elevada torre barroca recargada de ornamentación, y una magnífica portada gótica con esculturas labradas. El claustro, de gran belleza, da paso al Museo Catedralicio. El Convento del Carmen, obra del XVII, destaca por su elegante fachada de ladrillo. El Seminario de Santo Domingo de Guzmán, también en la Calle Mayor, la Universidad de Santa Catalina (s. XVI) y El Real Hospicio, son otros elementos singulares de su patrimonio.
Fuera de la ciudad, el Castillo de Osma (s. X), elevado sobre un cerro rocoso adaptado al terreno, y del que se conservan tramos de murallas y el recinto interior, así como varias torres. El Puente Romano, sobre el Río Ucero, comunica la Iglesia de Santa Cristina y el Castillo. Y para amantes de la naturaleza, a unos 15 kilómetros de Burgo de Osma, el Parque Natural del Cañón del Río Lobos, con interesantes paisajes rocosos y numerosas especies animales y vegetales en un paraje de belleza inigualable. Y con Burgo de Osma, termina la ruta mágica por estas cuatro villas castellanoleonesas: Riaza, Ayllón, Maderuelo y Burgo de Osma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *